aurícula (lat. auricula(m) [auri- ‘oreja’ + -culam ‘pequeña’] ‘oreja’; el uso metafórico referido a cavidades del corazón es mediev. y está atestiguado en it. desde 1316; docum. en esp. en el s. XV. El esp. oreja es la evolución fonética normal desde el lat. auricula(m)) [ingl. atrium]

1  s.f. [TA: atrium cordis] Cada una de las dos cavidades cardíacas saculares, derecha e izquierda, separadas por el tabique interauricular y situadas encima, detrás y algo a la derecha de los ventrículos respectivos, con los que se comunican a través de sendos orificios auriculoventriculares dotados de válvulas. Las aurículas tienen paredes musculares más finas que los ventrículos y presentan sendos apéndices anteriores llamados orejuelas. Desde el punto de vista histológico, la aurícula está formada por tres capas: endocardio, miocardio y pericardio. En la aurícula, junto a células musculares contráctiles y nodales del sistema de conducción, existen cardiomiocitos endocrinos que segregan el factor natriurético atrial o auricular.

SIN.: atrio, aurícula cardíaca, aurícula del corazón.

OBS.: Es error frecuente el uso incorrecto de aurícula con el sentido de → oreja o de → orejuela, por influencia del inglés auricle (oreja u orejuela, según el contexto).